Hice inúmeros contatos con companhias associadas al deporte en la feria aquí en Arnold. Comienzava mi discurso me presentando y diciendo “buenos días, yo soy la secretaria de una organización sudamericana de powerlifting (explicación, explicación, explicación sobre la ASUPO). Quiero discutir patrocinio. Somos non-profit, lo que podemos ofrecer es nuestros cerebros: somos coaches, profesores, escritores y buenos atletas.” Muchas compañías se mostraban receptivas. Entonces dicia: “nuestro mas grande expoente es Mauro Spinardi, el quebró un record histórico que se mantenía desde 1972, es el mejor.” Y todos reaccionaban con admiración: “Ahh!!”. Pero quando yo decía: “necesitamos de apoyo y patrocinio para el”. La respuesta era mas para “ahnn…” Me dician para enviar email para explorar las posibilidades después. Nadie sabe como apoyar alguien en Sudamerica, donde es casi imposible enviar productos y, peor, dinero.

Mi conclusión: no es una question de no reconocer el merito del atleta, pero la lucha por quebrar el muro de contención que nuestros países sudamericanos crearan para relaciones internacionales en deporte y educación. Como enviar cosas y plata para países donde la burocracia gobernamental hace todo que puede para impedirnos?

Una de las companhias, pequeña, se mostro tan entusiasmada que me propuso hacer un video/portofolio y nos enviarían productos (fat bar training device). Pero como? Para Argentina? Brasil? Con 60% imposto en la aduana mismo para non-profits?

Si, es mas fácil el reconocimiento del merito de Mauro aquí. Hable con gente como Scott Cartwright y otros, todos muy impresionados con los logros de Mauro.

Pero el problema del apoyo permanece insoluble.

Cuento ese relato sobre Mauro por ser paradigmático, por ser nuestro mas grande expoente. Y si asi lo es para uno como el, único en su universo, imaginen apoyo para otros buenos atletas que tienen también merecimiento?

Pobre Sudamerica.